Síguenos en y

fiesta intercultural18“Soñamos y no dejamos de soñar y hasta algunos de nuestros sueños se hacen realidad”. Pedro Poveda.

La Fiesta intercultural de los países que hemos celebrado en Jaén el 17 de marzo, ha sido uno de esos momentos en que los sueños se hacen realidad. En ella nos hemos dado cita jóvenes de ACIT Joven, voluntariado del Comité de InteRed, voluntariado y personas inmigrantes del Proyecto Rajab y jóvenes inmigrantes de los pisos de acogida de la Fundación Don Bosco, representando realidades diversas de Marruecos, Libia, Sahara Occidental, Guinea Conakry, Mali, Senegal, Méjico y España.

Después de la experiencia vivida constatamos que generar espacios para el encuentro y la convivencia entre personas de tan diferentes países y culturas, es una forma de avanzar hacia una ciudadanía plena más libre e inclusiva, donde todos y todas nos sintamos valorados en nuestra dignidad y reconocidos en nuestros derechos y responsabilidades. En este encuentro se han creado lazos de intercambio que abren formas nuevas de compartir experimentando la riqueza de la diversidad y caminos que ensanchan el horizonte creando puentes de diálogo y de mutuo compromiso.

Visión transformadora

Para los jóvenes de ACIT Joven de Jaén, Málaga y Sevilla que participaron en la fiesta y continuaron el encuentro hasta el domingo, ha sido además una oportunidad de vivir conjuntamente la preparación de la próxima Asamblea Nacional que se celebrará en octubre, a través de experiencias significativas que buscan profundizar en el análisis de la realidad y avanzar en una visión crítica y transformadora desde lo cotidiano.

fiesta jaen03 18

A causa de la lluvia tuvimos que sustituir la visita al Castillo por la visita al recientemente inaugurado Museo Íbero de Jaén, actividad con la que se inició la jornada, a la espera de la llegada del resto de participantes desde diversos puntos de Andalucía.

fiesta jaen03 18te

Mientras tanto en el Centro Josefa Segovia todo estaba preparado para la acogida y el encuentro. Este encuentro pasó progresivamente de la mirada al saludo y al diálogo. Después pasamos a compartir la mesa, donde pudimos degustar la diversidad de platos de los diferentes países, terminado con el té y los dulces.

A continuación nos fuimos presentando los diferentes grupos, pudiendo conocer más profundamente lo que nos mueve a cada grupo, así como nuestras inquietudes, búsquedas y esperanzas

En cada persona, la imagen de Dios

Dimos paso a la oración en la que las lecturas del Corán y del Evangelio y los cantos de unos y otros grupos fueron acompasando nuestro corazón y poniendo tono de profundidad a lo experimentado durante la jornada. Momento de silencio orante al mismo Dios que nos une, donde fuimos acogiendo rostros, nombres, sonrisas y momentos significativos vividos durante la jornada y donde vamos también aprendiendo a mirar a los demás como lo haría Jesús, viendo en cada persona una imagen de Dios y por ello de una dignidad indestructible. Dios se regala en las personas a las que acompañamos en sus procesos vitales, a veces difíciles y dolorosos. El poder encontrarnos de cerca con personas que han vivido una dura travesía en la búsqueda de unas condiciones de vida digna, nos ha acercado a la experiencia del Reino, que se hace presente en momentos como el vivido este día, entre otros muchos.

fiesta jaen03a 18

Finalizamos la jornada con una danza vital al ritmo de una canción de Rozalén, “Girasoles”, que no podía expresar mejor el espíritu de la fiesta que celebramos:

(…) Así que le canto a los coherentes, a los humildes que buscan la paz, a los seres sensibles que cuidan de otros seres y saben amar, a todos los que luchan por nuestros derechos, miran a todo hombre igual. A quienes no me juzguen, y a quienes estén dispuestos a compartir (…)

Posicionarnos ante la sociedad

ACIT Joven, InteRed, Rajab y Proyecto Don Bosco agradecemos profundamente este aunar esfuerzos hacia el diálogo entre culturas y religiones. Este ha sido un camino iniciado que tiene un amplio futuro por recorrer de aprendizaje mutuo, tejido de respeto, cariño y diálogo entre personas diferentes, aunque iguales en dignidad. Y unido a ello posicionarnos ante la sociedad de forma solidaria en la defensa de lo que corresponde a toda persona humana, en esta casa común que compartimos.

Desde esta experiencia, en Jaén, sentimos de nuevo con más fuerza un mensaje que nos llena de ánimo e impulso: “Nada es imposible para Dios”, palabras del evangelio de Lucas en la Anunciación que repetía Josefa Segovia y nosotros hoy seguimos su eco. Seguiremos también generando espacios de encuentro y acogida. Un modo de ser, de estar y de vivir despiertos, con “la mirada y el corazón en el momento presente” como quería Pedro Poveda.

fiesta jaen rajab18

  Proyecto Rajab, InteRed y ACIT Joven.
Jaén, 27 de marzo.