Síguenos en y

libro antoniala salaLa Institución Teresiana en Linares está de celebración especial pues se conmemora el centenario del fallecimiento de Antonia López Arista, Antoñita, hija de esta localidad andaluza, parienta de Pedro Poveda y apoyo importante del fundador en los primeros años del desarrollo de las Academias Teresianas.

Antonia López Arista, nació en Linares, Jaén, en 1887 y murió en la misma ciudad en noviembre de 1918, a los 31 años, víctima de la epidemia de gripe que aquel año asoló gran parte de España.

Con motivo de este centenario, el viernes 22 de junio tuvo lugar la presentación del libro titulado Antonia López Arista. Una Institución que nace, escrito por la historiadora Encarnación González. El acto tuvo lugar en la casa que don Cecilio López, padre de Antoñita, regaló a su hija y que es en la actualidad la sede del Centro Cultural Poveda.

En una tarde calurosa, el salón se llenó para escuchar a los intervinientes. Gregorio Sánchez Raya, miembro del equipo del Centro Cultural, abrió el acto y presentó a Mónica González Navarro, directora de Narcea Ediciones, en cuya colección “Mujeres en la Historia” se ha publicado este libro.

libro antonialaUn lugar lleno de vida

Ciertamente Antonia fue una figura excepcional en los primeros años de la Institución Teresiana. Gracias a ella, entre otras personas, en 1912 se abría, en el mismo lugar donde se celebraba este acto, la segunda Academia del proyecto que Pedro Poveda tenía para la creación de una Institución Católica de Enseñanza, con el deseo de preparar a las jóvenes para obtener el título de Magisterio o ingresar en las Escuelas Normales. Además, allí se impartía enseñanza primaria gratuita para jóvenes obreras que carecían de medios económicos.

A la actividad de esta Academia se añadió un Centro Pedagógico de Cultura Femenina donde profesoras y alumnas recibían una formación adicional que ampliaba su preparación cultural y propiciaba su inserción cualificada en la sociedad de la época. A esto se añadió la publicación semanal del Boletín de la Academia de Santa Teresa de Jesús.

Antoñita, “alma de la Obra teresiana”AntoniaLA

En su intervención, Encarnación González puso de relieve la aportación imprescindible y original de Antoñita en los orígenes de la Institución Teresiana. Prima de Pedro Poveda, fue la primera en entender sus ideas sobre el papel de la mujer en la educación y animar sus proyectos haciendo de lazo de unión entre las profesionales que se iban sumando en los diferentes lugares de España.
Su amplia correspondencia, de la que hay ejemplos entrañables en el libro que se presentaba, demuestra la callada y útil actividad de Antoñita.

El libro se inicia con un valioso estudio del Linares minero de finales del siglo XIX y principios del XX y continúa con la presentación de las familias López Arista y Poveda Castroverde, así como la primera actividad de Antonia: la Cunita del Niño Jesús.
Posteriormente presenta la relación de Antoñita con Pedro Poveda, sus estancias con su familia en verano en Covadonga, la fundación de Oviedo, el encuentro con Josefa Segovia, su correspondencia con las Academias de Oviedo, Jaén, Madrid…, sus aportaciones económicas en momentos de gran necesidad, etc. Muchas veces Poveda denominó a Antonia “alma de la Obra Teresiana”.
Formó parte del primer Directorio y de ella, como de Josefa Segovia, se dice en las actas que pertenece a la Institución “desde su fundación”.

En resumen, un libro muy ameno, con amplia documentación, en la que se sigue la vida de Antonia López Arista muerta prematuramente por la epidemia de gripe de 1918.

Texto: Pilar Pazos.
Fotos: Paqui de la Hoz y AHIT.
Madrid, 11 de julio 2018.