Síguenos en y

logo jubileo teresianoEn el marco del Año Jubilar de Santa Teresa, el día 21 de febrero en el Centro Miravalle de la Institución Teresiana en Ávila, se impartió una conferencia con el tema “Contexto histórico de Ávila en tiempo de Santa Teresa” a cargo de Serafín de Tapia, Doctor en Historia, Catedrático y exdirector de la Escuela Universitaria de Educación, actualmente profesor colaborador en el Centro Internacional Teresiano-Sanjuanista de la ciudad (CITES).avila izquierda

Experto e investigador de la Historia Social de Castilla y Leon, y especialmente de Ávila, Serafín Tapia desarrolló el tema con una exposición rigurosa acerca de la demografía, economía, cultura, sociedad y paisaje urbano en el tiempo en que vivió y se configuró la personalidad de Teresa de Jesús.

En esta época de su historia la capital abulense fue una ciudad culta y orgullosa de su pasado y presente. Con una población creciente era considerada arquetipo de ciudad nobiliaria: sus murallas, palacios y catedral, resultaban símbolos de la gran potencia política en sus nobles y obispos, frecuentemente con responsabilidades de estado.

Desigualdades y minusvaloración de las mujeres

Poblaba Ávila en tiempos de Santa Teresa, una sociedad estamental, con grandes desigualdades sociales y económicas, compuesta por: pecheros (pagadores de impuestos); nobleza, a la que pertenecía la hidalguía de los Cepeda, padre de la Santa; y clero secular. Había siete conventos femeninos y otros tantos masculinos. Ávila tuvo una economía floreciente hasta mediados de siglo, basada fundamentalmente en la industria y, en menor medida, en los servicios -destacando especialmente la sanidad, como beneficencia- y la agricultura.avila serafin

Punto importante en la exposición fue el papel de la mujer, generalmente minusvalorada y marginada, pero imprescindible para la sociedad por su dedicación a las tareas domésticas y su participación en la industria textil -en la que algunas llegaron a alcanzar el rango de maestría- y en la agricultura. El hombre era considerado como modelo para la mujer y ante esta situación, la Santa se atreve con valentía a quejarse ante los inquisidores de la misoginia de muchos varones con los que trató.

Finalizó la conferencia con un recorrido visual, tanto del paisaje urbano de la época que la Santa recorrió y habitó, como del paisaje urbano actual en el que tan presente está Santa Teresa con las diversas esculturas en calles y plazas.

Fely Sáez.
Ávila, 26 de febrero.