Síguenos en y

WEB

Es posible que no encontremos fácilmente respuesta a la sencilla pregunta ¿quién soy yo? Múltiples fragmentos de nosotros mismos nos salen al encuentro, muchos silencios quizás también, pero tal vez persista la sed de encontrarnos con el ‘yo profundo’ en la ‘conquista del último silencio’.

En este Curso Introductorio a la Meditación Profunda y Autoconocimiento (MPA), dirigido por Pilar Clavería, guía de MPA se propone una experiencia concreta de autoconocimiento para liberarse de aquellos conflictos e impedimentos emotivos, con frecuencia inconscientes, que constituyen un obstáculo para la meditación profunda.

Esta experiencia permite hacer un viaje hacia el descubrimiento del propio Ser, el encuentro con el Yo niño, la curación de las heridas del pasado, la apertura a la dimensión onírica, la aceptación de uno mismo, la práctica de la Meditación Profunda, la conquista del último silencio.

“El hombre no crecerá nunca de manera integral, no estará completo, si no abre su casa interior a la meditación, la limpia y la pone en orden con las corrientes purificantes del silencio” (M. Ballester)

Cuándo: comenzará el viernes 6 de noviembre a las 19.00 h. y terminará el lunes 9 a las 16.00 h.
Dónde: Centro Santa María de Los Negrales, Madrid. Habitaciones individuales.
Dirigido a: toda persona interesada en su propio crecimiento espiritual y en un mayor conocimiento de sí misma. La experiencia, no vinculada a ninguna confesión religiosa, está abierta a personas de cualquier edad y condición.
Conviene llevar: material para escribir, temporizador o cronómetro, esterilla y soporte para meditación.
Información e inscripción:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. Tlf. 918 500 400
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. Tlf. 630 117 868

Una historia zen

Nan-in, un maestro japonés de la era meiji, recibió la visita de un profesor universitario que había ido para interrogarle sobre el zen. Nan-in sirvió el té. Llenó la taza de su huésped y continuó vertiendo té. El profesor vio el té derramarse y no pudo contenerse: “¡Eh! Rebosa. ¡No cabe más!” “Como esta taza”, dijo Nan-in, “estás saturado de tus opiniones y conjeturas. ¿Cómo puedo explicarte el zen, si antes no vacías tu taza?”
(Nyogen Senzaki, 101 cuentos zen)